5 oct. 2008

La Angustia del Rey Salomón.

Desde Venus

Hace un par de días me llevé una grata sorpresa: encontré recién editada la última obra escrita por Emile Ajar, el pseudónimo de Romain Gary, uno de mis autores favoritos.
Como de costumbre, no me resistí a la tentación de comprarla.
La lectura del libro va a ser compartida con un buen amigo que vive a casi mil kilómetros de aquí, quien ha tenido que encargar su ejemplar por no encontrarlo todavía disponible. De modo que no puedo empezar a leer el libro. Reconozco que he hecho un poco de trampa, y anoche leí hasta la página treinta y cinco.
Pero fue una lectura muy rápida, quizá no se note...
La Angustia del Rey Salomón, escrita en 1979, es una historia de amor y soledad.
La novela, centrada en la figura de un anciano -Salomón- de más de ochenta años, muestra el combate de un hombre ante las percepciones de su cercano final. Es un hombre que nunca ha perdido a nadie y, por ello, Salomón colecciona vidas.
El narrador es un joven e inocente taxista que, al conocer casualmente al anciano, se verá implicado en el debate con el que inevitablemente se manifiesta la existencia.
No faltarán los guiños del autor a sus propios compromisos y luchas personales con la naturaleza, la ciencia, la historia o la injusticia, sazonándolo todo con unas dosis de humor.
Creo que Gary debió de estar muy atento a las clases de la vida. Me produce calma, por esto me gusta tanto. Transmite una paz soñada; la que, pese a todo lo que nos afecta y acecha, no debemos perder nunca.
Como no puedo seguir leyendo, tampoco puedo decir mucho más. Bueno, sí; si puedo decir algo: Gary es, en efecto, un autor de contrarios. Analiza y expone la tragedia sin hundir al lector en la desesperación. Introduce en las inquietudes y es un hábil transmisor de entusiasmo.

3 comentarios:

Only dijo...

Felicidades por tu vuelta. Es un placer volver a leerte.

Tu vuelta ha coincidido con una foto que he tomado esta mañana:la he dejado en mi blog para tí. Es sólo una forma de decir gracias.

Un saludo y suerte!

Dédalus dijo...

Emile Ajar... La angustia del rey Salomón... Es la segunda vez que escribo el nombre del autor (a quien no conocía) y del libro. La primera ha sido con un boli, en una hojita que tengo aquí al lado. Lo voy a intentar localizar en mi próxima incursión librera. Con la lectura de 35 páginas y tu comentario has conseguido picarme.

Me gustó leerte en casa, Mar.

Besos ingrávidos.

ALICIA dijo...

Hola, he encontrado esta pag. por casualidad, estaba buscando alguna referencia sobre Romain Gary, y zas...Yo tambiém me voy a poner a ellos. Es un aliciente encontrar libros (autores), desconocidos.
La Presentacion es de lo más sugerente.
Ha sido un placer y gracias.