25 oct. 2009

Si la cosa funciona

He visto la última de Woody Allen -tres veces- y en todas las ocasiones he salido entusiasmada. De este director sólo me gusta su cine de madurez, el de los últimos años. En “Si la cosa funciona” me encuentro al fin con un Allen que me convence porque coincide conmigo: su historia también es la mía. Me parece su mejor película; es demoledora, brillante, ¡genial!
A la salida capté al vuelo algún comentario sobre el filme: desfasado y superado.
Me quedé pensando en lo del “desfase”, más bien refunfuñando. Al llegar a casa hice lo que el protagonista del libro que estoy leyendo, usar el diccionario: “superar”, vencer, exceder.
Desde luego, cuando son las palabras las que se apoderan habría que volver a pensarlas, o definirlas de nuevo por lo que puedan esconder. Después concluí lo de siempre, que es imposible que las prendas del mundo nos queden como un guante a todos a la vez. La plasticidad de estar viva hizo el resto: el guión de “Si la cosa funciona”, escrito en los años setenta, tiene un trasfondo existencial que me resulta clásico e insuperable: nuestra pequeñez, nuestra debilidad y nuestra capacidad de comprensión. Somos seres desamparados, cada cual en su vía de extinción.
La película no me ha dejado indiferente. Le pone a uno al corriente de sí mismo y frente al universo: una situación que no cambia. A su modo o como puede, cada uno introduce y protagoniza una historia en la extraviada Patrulla humana. De aquí el desbarajuste; somos improvisadores de nosotros mismos. Nuestra existencia ha sido arrojada al regazo del azar, desde donde la vida nos sale al paso salpicando el camino con verdades y errores, con casualidades y dudas.
Woody Allen ordeña la realidad, bien recurriendo a la física, bien desde el interior de las sorpresas, para descifrar los asuntos más comunes que nos tocan. Y cuando la felicidad es mordida por la lucidez se hace preciso ceder al consuelo de la amistad, la tierra mejor abonada para dejarse caer. Sobre la marcha, “intenta atrapar todo el amor posible”, dice; “y.... si la cosa funciona...”

14 comentarios:

Ana Tapadas dijo...

Olá Hipatia!
Boa crítica. Em tempos gostei de W. Allen e agora, não te sei explicar porquê, comecei a não gostar. Nem me apetece ver os últimos filmes...eu devo ter mudado.
beijo

Jesús Miramón dijo...

A mí también me gustó mucho. Los diálogos son buenísimos, los actores lo hacen muy bien, la ciudad de Nueva York aparece bellísima. Cuando la vi pensé: «Allen ha regresado» (no sabía que el guión era de los años setenta).

LUNA dijo...

GRacias opor el estupendo comentario.
Voy a ir a verla. Seguro que me gustará.
Besitos

LUNA dijo...

Querida Hipatia, me he ido a ver a Ana Tapadas desde aqui, y me he encontrado que le has dejado un cuento en portugués.
Hablas portugués?
Bueno yo me crié en Brasil, Säo Paulo hasta los 16 años. Me encanta recordarlo....
Un besito

Luis Lópec dijo...

Estoy deseando verla, aunque sólo la veré una vez. Saludos.

leo dijo...

Yo tengo muchas ganas de ir a verla, visto lo visto.
Besos.

La Rata Paleolítica dijo...

Bueno, pues yo me quedaré sin verla, que no hay ni un cine en todo el país, y la banda... dejémoslo en banda, no me dá.
Así que, curiosamente, de una película de Allen, me quedaré sólo con tu entrada.

Jesús.

La Rata Paleolítica dijo...

Vale, sí, es cierto, me retuerzo de envidia.
Me voy a rascarle la oreja a mi perro...

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Hipatia.
Excelente tu reflexión al hilo de la película de Allen. Tengo que reconocer que me han gustado casi todas las pelis del pequeño pero genial actor. Esta me da muy buena espina. No sé si la podré ver ahora, o será cuando la pasen por la tele...ya me ha pasado com "Match point".
Un abrazo

Mariluz Arregui dijo...

Mar, la tenía pendiente...
y la acabo de ver!!

Me ha encantado, a pesar que a Woddy le tenía en cuarentena desde hacía tiempo...jaja
Genial,
Y no puedo estar más de acuerdo con él...:)))

Le devuelvo todas mis 'bendiciones' a Woody...


Un besazo, guapetona

Scar dijo...

Visto lo visto, supongo que tengo que verla, me fio de tu criterio.
Cuando la haya visto te diré jeje...
HAsta pronto!
Besos!

erato dijo...

Leyendo tu análisis y tus reflexiones, que me parecen buenísimas, imposible no sentir deseos de ver la peli a la orden de ¡YA! Me costó dar contigo majeta. Abrazosssssssss mil.Por cierto soy erato y ahora estoy en
http://aorillasdelrhin-erato.blogspot.com/

Remi dijo...

Sí señora, muy buena jeje yo la he visto dos veces de momento. Sólo sé de una persona que no le haya gustado. El resto de gente a las que se la he recomendado les ha encantado. Gracias por llevarnos a Gabriel y a mi a verla el domingo aquel, fue genial! A ver cuando volvemos a vernos! Yo estoy agobiadísimo entre exámenes, trabajos y demás... dura carrera esta. En fin, voy a ver si ceno. Un beso enorme desde Avantasia ;)

Rubentxo dijo...

Hola, Hipa.
Hace tiempo que quiero dejar algún mensajico en tu blog, pero se me olvida... o voy estresao... o estoy gandul.
Vi esta peli en Alcoi, con mi amigo Ysra (no sé si le conoces, es colega de todos nosotros), y nos encantó, a pesar de estar escrita hace más de 25 años.
De ella, me queda el desconsuelo de ver que la ansiada revolución sexual quedó como un mito que nunca llegó a realizarse... Han pasado los años y ese guión sigue actual... Supongo que eso es malo...
Pero en fin...
Que muchos abrazos. Que tengo mil ganas de veros.
Y que muchos achuchones para toda la family!!!