28 jun. 2010

Adivinanza


 Es una burbuja
que disorsiona el espacio de lo que hoy he vivido.
 Un niño que juega a que me oiga y sienta,
y que me sigue hasta donde triunfa lo desconocido.
 Una nube que dirige el silencio rumbo a la ficción.
 Pero, cuando desparece,
las horas que ha ido dejando
han ardido sin un propósito.

3 comentarios:

Mateo dijo...

Vivir en una burbuja, envueltos en los ropajes de la imaginación, nos transporta a espacios nuevos o renovados...se habrán disipado más pronto que tarde, pero si se sintieron vivamente, que más da no haberlos podido atrapar. Siempre podemos volver otras veces a refugiarnos en esa burbujas.
Un abrazo

Ana Tapadas dijo...

Hipatia querida,
há lugares assim, na vida real e na imaginação, onde sempre poderemos encontrar refúgio...enquanto o tempo arde...
Bj

Erato dijo...

Cuánta luz y movimiento en esa adivinanza!A mi me gustaría girar en torno a esas burbujas también.Abrazo con lluvia desde el sur