4 jul. 2009

Ceniza amarga


Tanto tiempo llevándose puesto, que a veces le costaba verse como algo nuevo. Había momentos en los que sentía el dominio de los hábitos civilizados, aunque, no por mucho rato: el tedio, como una ola que golpea esos fondos enquistados, hacía crujir su postizo armazón cultural. La flojera del hambre -qué frágil diseño- le creaba obligaciones; también, la colmena, con su gordinflona reina, sus zánganos y su música de reconocimientos: sobre sus pompas habrían de caer -y herir- sus deseos. Intentaba concentrarse y se esforzaba hacia la existencia; pero sin agregar tutelas ni préstamos, ¡imposible! No se habían editado las palabras que pusieran a la suya un nombre exacto. Su casa, donde diariamente surgían el alba y el ocaso, como dos latidos distintos de una misma lumbre; donde más él había. Tanto tiempo consigo y vivió solo, junto a los residuos de un sueño.

6 comentarios:

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, ¿qué tal?
Vuelves con un texto silencioso y triste. ¿Alguien puede vivir sólo con dejarse llevar por los días, sin ilusiones, sin ansias, sin deseos de vivir? Se puede estar muerto en vida y desearlo con fuerza. A veces, vivir es demasiado difícil, pero morir no es la solución.
Un abrazo. Espero que ya estés disfrutando de las merecidas vacaciones.

LUNA dijo...

Hola, cariño!!!¿ Que tal los exámenes?
Lo primero he aumentado el tamaño de la foto (siemopre tengo esa costumbre)y es una foto bellísima.

Yo creo que el personaje que narras, es muy triste. No digo está, digo es.
Porque es incapaz, aunque esté solo, de no ver que le acompaña cada mañana la luz del sol, otros dias la lluvia, el viento, el arco-iris, las flores, sus abejas, y todas esas cosas maravillosas que nos acompañan cada dia.
Querer sentirse solo, no es una buena opción....
Un besito.

sallopilig ref dijo...

Cuando lo desees ya comentarás el texto. Saludos

leo dijo...

Un magnífico texto.
¿Para qué empeñarnos en permenecer solos, sin echarnos ni un vistazo encima?
Un saludín.

Ana Tapadas dijo...

Cinzas de um sonho...minha amiga, essa matéria dos sonhos pode sempre ser recuperada. Acredita!
BJ

Gabriel dijo...

Un poco como la sal que no puede disolverse en agua saturada y cae lentamente al fondo.