8 dic. 2008

Danza Espacial



7 comentarios:

Goathemala dijo...

Me quedo alelado viéndolos. Me da envidia pero, claro, supongo que estar mucho tiempo en ingravidez debe ser durísimo.

Y lo del agua es divertido, parece un pez.

Saludos y gracias.

Rubentxo dijo...

Qué envidia.
¿Te imaginas?
Aunque creo que la ingravidez debe de ser chuperchunga para las vísceras.
Mira... De repente me apetece ver 2001...
Besos

sallopilig ref dijo...

Humor... me encantó.

Saludos.

Ana Tapadas dijo...

Que maravilha!
Muitos parabéns por te interessares por Literatura Portuguesa!
Beijinho

Isabel Romana dijo...

Produce sensación de libertad. Lástima que sea en un espacio tan cerrado y angosto. Pero claro, no se puede tener todo... Saludos cordiales.

Gabriel dijo...

Discrepo con Isabel. Creo que la sensación de estar encerrado y preso llega cuando vuelves a la Tierra.

"Una vez hayas volado, siempre caminarás por la Tierra con la vista mirando al Cielo, porque ya has estado allí y allí deseas volver." Leonardo Da Vinci. Si yo fuera un astronauta en la Tierra, me dolería el cuello de tanto mirar hacia arriba con nostalgia.

Hilvanes Y Retales dijo...

HOla HIpatía, el libro del que hablaba Joseba no era el que tú temías.
Besos.